Potencia tus KPIs con el Growth Hackingvwewedw

El Growth Hacking es una nueva tendencia dentro del marketing que integra procesos, programación y estrategias con el objetivo principal de ofrecer grandes resultados a bajos costos.

El objetivo principal del Growth Hacking es aumentar la cantidad de clientes de una empresa, realizando una inversión pequeña de dinero. Para hacerlo, el o los encargados de llevar a cabo esta técnica deben tener una visión integral y una estrategia que supere a las ya conocidas 360º.

Además de utilizar diferentes técnicas y herramientas, el Growth Hacking tiene como mayor desafío el utilizar un recurso más valioso: el cerebro. Para que una estrategia sea considerada, debe mezclar la creatividad, junto con la curiosidad y la analítica.

 width=

En palabras de Sean Ellis, emprendedor que acuñó el término en el año 2010, “el Growth Hacker es una persona que tiene como verdadero norte crecer. Todo lo que hace es escudriñar en el potencial de impacto, de un crecimiento escalable. Es un investigador de potenciales actividades que impacten para poder generar un crecimiento”.

Etapas de un crecimiento acelerado

La primera etapa es fundamental. Se denomina el encaje de producto o mercado. Esto ayuda a comprender quién es el primer consumidor, es decir, quién está dispuesto a dejarlo todo y pagar lo que sea para conseguir tu producto. Con esta información, podrás desarrollar una solución para un mercado que te está esperando.

“Intentar crecer sin antes validar que eres la solución que se estaba esperando, se transformará en solo una pérdida total de dinero”.

La segunda etapa es la del crecimiento. Aquí es donde la creatividad y la innovación tienen un valor fundamental. Cuando tienes bien identificado quién es tu cliente, puedes ir desarrollando diferentes tipos de actividades que te ayuden a tener más tracción. Si has recibido correos promocionales, o has sido beneficiado con premios por recomendar productos o servicios, entonces, sin saberlo, conoces este nuevo modelo de promoción.

Uber, Airbnb, Netflix, entre otras grandes empresas y nuevos startups se volvieron protagonistas de una estrategia integral, permitiendo que su nombre sea conocido –y reconocido- por el mundo.  Lo mejor de todo, es que esta nueva forma de promocionarse está al alcance de todos.

“Un Growth Hacker programa Crecimiento en cada aspecto del negocio. En esto, conocer el embudo de conversión y el comportamiento del consumidor/usuario es fundamental. Cada paso que da es una oportunidad para crecer y el Growth Hacker deberá pensar creativas formas de conseguir crecimiento a través del usuario”.

En la tercera etapa, de aceleración, se puede mezclar muy bien lo digital con lo creativo. El objetivo es desarrollar actividades innovadoras, de bajo costo y de gran impacto. El enfoque de todas las actividades de Growth Hacking se centran en el usuario o consumidor final y en cómo maximizar el valor de la empresa para poder capturarlos y generar una estrategia que permita primero crear una base firme, después mantenerla y al final hacerla crecer.

 

El Growth Hacking se ha transformado en una cultura dentro de las startups”.

 

Sigue aprendiendo sobre esta y muchas otras estrategias que te ayudarán a impulsar tu marca en el mundo digital con SUBE, Agencia de Marketing Digital. ¡Conoce más!